(0342) 4744593 // (0342) 155001228 volveravivir@arnet.com.ar

Menu

El Reino Elemental

Los Maestros Ascendidos escriben el Libro de la Vida

El Reino Elemental

Día 30 enero, 2014


El Reino Elemental

Los Maestros Ascendidos escriben el Libro de la Vida

El Gran Reino elemental, el cual ha escogido crear para ustedes sus ríos, sus valles, sus colinas y todas las glorias que se encuentran en la naturaleza, está localizado y mantenido dentro de una órbita natural.

Algunos de ellos, especialmente los más pequeños y delicados, nunca van más allá de las esferas de algunas yardas de diámetro, viviendo sus vidas, desarrollando las hierbas y las flores en el jardín de alguien. Otros, los más grandes, quizás, viven sus vidas dentro de una montaña o de un lago, pero ellos todos están localizados en un lugar y no viajan.

Particularmente desde que la humanidad, a través de la discordia, ha creado antagonismos entre los dos reinos, la Ley Cósmica ha ido enfatizando cada vez más la Ley de que estos seres han de permanecer confinados a sus esferas locales, no sea que todos ellos se escapen a las grandes ciudades, donde la discordia, la impureza y la imperfección se incrustarían en sus finos cuerpos. La humanidad, sin embargo, encontraría que sin la asistencia del Reino Elemental la vida misma no podría ser sostenida. Pero cuando el Amor generado conscientemente es descargado a través de un cuerpo colectivo de seres no ascendidos, aún la Ley Cósmica misma baja su cabeza y no hay esfera de donde estos seres no pueden ser sacados para las bendiciones de amor.

La humanidad, en su mayoría, no tiene la más remota idea de que los miembros del Reino Elemental tienen Ser, y no saben que ellos (la propia humanidad) viven mediante el sacrificio de este gran reino invisible, cuyos miembros trabajan sin cesar, día y noche, para evitar que la contaminación de la efluvio de la humanidad los asfixie, aún al punto que sería imposible inspirar el aliento por las fosas nasales o ser éste sostenido dentro de la forma. Ojalá hubiera individuos o grupos interesados en bendecir este Reino, en hacerse amigos del Reino de la Naturaleza.

Ustedes deben recordar que ellos tienen conciencia inocente, como niños pequeños en su mayoría, y que ellos desean siempre suministrar un equilibrio para el amor.

Humildemente les aseguro que no hay alturas (dentro de las actividades del trabajo de clase de cada uno) a las cuales ustedes no puedan llegar, siempre y cuando invoquen la asistencia del Reino Elemental para equilibrar estos extremos que se están manifestando al presente a través de las condiciones atmosféricas. Si en cada continente se pudiese establecer aunque fuera UNO de estos grupos con el único propósito de amarlos (y no por el servicio que ellos pudieran prestar), Nosotros (los Maestros Ascendidos) podríamos manejar el equilibrio de sus actividades, las cuales, de otra manera, tienen como resultado la liberación de fuerzas cataclísmicas.